sábado, 17 de diciembre de 2011

4º Domingo Corona de Adviento

Y la última de las velas. Con la corona completa, la Navidad es ya inminente

Al encender estas cuatro velas, en el último domingo,
pensamos en Ella, la Virgen,
tu Madre y nuestra Madre.
Nadie te esperó con más ansia,
con más ternura, con más amor.
Nadie te recibió con más alegría.
Te sembraste en Ella
como el grano de trigo se siembra en el surco.
En sus brazos encontraste la cuna más hermosa.
También nosotros queremos prepararnos así:
en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día.
¡Ven pronto, Señor. Ven a salvarnos!

0 comentarios:

Publicar un comentario