AVISOS PARROQUIALES

· Cambio de horario completo a invierno

· Visita de los Heraldos del Evangelio (21/10 al 28/10)

· Visita pastoral del Obispo Auxiliar (5/11 al 11/11)

BAUTISMOS

La Iniciación cristiana se realiza mediante los sacramentos que ponen los fundamentos de la vida cristiana: los fieles, renacidos en el Bautismo, se fortalecen con la Confirmación, y son alimentados en la Eucaristía.
 
¿Por qué la Iglesia Bautiza a los niños?
La Iglesia bautiza a los niños puesto que, naciendo con el pecado original, necesitan ser liberados del poder del maligno y trasladados al reino de la libertad de los hijos de Dios.
¿Qué efectos tiene el bautismo?
El Bautismo perdona el pecado original, todos los pecados personales y todas las penas debidas al pecado; hace participar de la vida divina trinitaria mediante la gracia santificante, la gracia de la justificación que incorpora a Cristo y a su Iglesia; hace participar del sacerdocio de Cristo y constituye el fundamento de la comunión con los demás cristianos; otorga las virtudes teologales y los dones del Espíritu Santo. El bautizado pertenece para siempre a Cristo: en efecto, queda marcado con el sello indeleble de Cristo (carácter).
¿Qué tengo que hacer si quiero bautizar a mi hijo?
En primer lugar, buscar un día con suficiente tiempo de antelación. La parroquia bautiza casi todos los sábados alternando turnos a las 13:00 o a las 17:30. Acércate a la parroquia para informarte de las fechas.
En segundo lugar, acudir con los padrinos a la preparación, que desarrollamos en dos sesiones, lunes y martes a las 19:45.
¿Qué se requiere para ser padrino?
Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que:
    1. haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres o por quienes ocupan su lugar o, faltando éstos, por el párroco o ministro; y que tenga capacidad para esta misión e intención de desempeñarla;
    2. haya cumplido dieciséis años;
    3. sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir;
    4. no esté afectado por una pena canónica, legítimamente impuesta o declarada;
    5. no sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.
Pinchando aquí puedes descargar el folleto de la celebración y rezar con él.