martes, 4 de diciembre de 2012

¡Celebra el Adviento en familia!

Queridos amigos:

El domingo comenzó un nuevo año litúrgico, un nuevo año para vivir con Cristo día a día. Cada año comienza con el Adviento, el tiempo en el que nos preparamos para la venida de Cristo en beneficio de nuestra Salvación. Jesús vendrá no sólo en el fin del mundo, o el 25 de diciembre, sino que viene cada día. El Adviento es una escuela de atención a la bondad de Dios que camina con nosotros en cada segundo de nuestro respirar. Ese encuentro de salvación lo celebramos magníficamente en la Navidad, en la que casi podemos palpar el amor de Dios en la ternura del Nacimiento de Jesús para vivir, luego, su Pasión, Muerte y Resurrección por nosotros.

Si queréis prepararos bien para esa celebración tan grande y bonita, desde la parroquia os sugerimos tres medios:

1. Poner una corona de Adviento en casa y juntarse los domingo para leer y rezar con las lecturas del día en familia. Cada domingo se va encendiendo una vela, y así vamos preparados para recibir a Jesús en la Eucaristía parroquial.

2. Preparar el Belén con cariño a la vez que vamos preparando el corazón mientras reconocemos la necesidad que tenemos de que Jesús venga también a nuestra pobreza. Cada noche poner nuestra mirada en el pesebre y reconocernos en él nos ayudará a captar la ternura de Dios.

3. Poner un árbol de Navidad en casa, que es signo del amor de Dios Trinidad, de la victoria de Cristo en el árbol de la Cruz, árbol vivo y verde, del que cuelgan los frutos de la Vida Nueva, y cuya estrella en la punta nos recuerda que Jesús es la única estrella verdadera de nuestra vida.

¡Feliz y santo Adviento!

0 comentarios:

Publicar un comentario